lunes, 22. mayo 2006
Jaime, 22 de mayo de 2006 10:20:55 CEST

Obituario


Jaime Rubio falleció ayer a los 98 años, a consecuencia de una cirrosis crónica que arrastraba desde la década de los cincuenta, cuando se le practicó el primero de sus tres trasplantes de hígado.
Según su familia, murió en la villa de Taormina, rodeado de sus seres queridos. Sus últimas palabras fueron: "He sido tan feliz". Testigos más o menos objetivos (los médicos y los abogados) aseguran que sus familiares estaban todos en el piso de abajo, peleándose a navajazos por la herencia, mientras Rubio intentaba huir por la ventana, armado con una grapadora.
La vida de Jaime Rubio es difícil de resumir. Aunque básicamente consistió en hacerse rico gracias a diversas estafas.
Claro que Rubio también fue un hombre con una más que especial sensibilidad artística. En 1977 se presentó al festival de Eurovisión, representando a Asnalia. Este país consiguió su mejor clasificación ese año, con un voto de Malta. Jaime cantó un tema compuesto por él mismo: "Te jodes", una sentida canción sobre las timbas de póquer.
Durante los años ochenta, Rubio se dedicó a la política. En 1983 fue detenido cuando organizaba un golpe de estado. Había reunido ya a tres o cuatro tipos, uno de los cuales tenía una escopeta de perdigones, con la intención de proclamar la República Jaimista de España. No se sabe muy bien en qué hubiera consistido, pero fuentes cercanas a este movimiento aseguran que las cuentas suizas ya estaban abiertas.
Según explica en sus memorias (El hombre más sexy del mundo), cuando salió libre, Rubio entendió que lo más importante era la familia, así que se divorció de su tercera esposa, envió a sus hijos a un internado en Corea del Norte y se casó con Miss Taller Mecánico 1985.
En aquella época decidió iniciar su carrera como humorista. "El humor es síntoma de inteligencia", decía el muy imbécil mientras se carcajeaba. Así, se dedicó a ir por los bares de toda España contando chistes. En ocasiones llegaba al tercero antes de que le apalizaran y una vez fue a uno de los programas de José Luis Moreno.
Sí, fue una época dura. Sobre todo porque cuando terminó aquella gira sólo le quedaban dos costillas intactas y encima descubrió que su esposa le era infiel con Mario Conde.
Rubio entendió que su personalidad y sensibilidad sólo serían comprendidas en países de mentalidad más avanzada que la española. En consecuencia, decidió mudarse a otra sociedad en la que se entendiera mejor su arte, ya fuera la canción, la comedia o, como había decidido por aquel entonces, la pintura.
Desgraciadamente, la exposición de sus cuadros de desnudos en Riad, Arabia Saudí, no fue tan bien recibida como esperaba. No se salvó de la quema ni el retrato de Mahoma, pintado para congraciarse con la población local
Dos años después, Rubio consiguió fugarse de la prisión saudí con ayuda de una cucharilla. Llegó a Kuwait justo cuando Iraq la invadió. Un error de cálculo le hizo ponerse del lado de los invasores, creyendo que la comunidad internacional no se opondría al moderno y occidentalizado régimen de Hussein.
Cuatro años más tarde, Rubio consiguió fugarse de la prisión estadounidense en la que estaba recluido por traición. Ya que estaba en el país de las oportunidades, decidió hacerse con un nombre falso e iniciar actividades empresariales en el mencionado país. En pocos años logró levantar un imperio. El nombre: Enron.
Después de que estallara el escándalo financiero y a pesar de que Rubio asegurara que "todo fue culpa del gestor, que es un inútil", Jaime tuvo que huir a Europa, donde se retiró a escribir sus memorias y una serie de novelas eróticas que, según aseguró, fueron plagiadas por Dan Brown y César Vidal.
Jaime Rubio será enterrado mañana en una ceremonia (forzosamente) íntima en un vertedero cercano a Sitges.


 
Menéame Envía esta historia a del.icio.us
enlace directo