jueves, 26. enero 2006
Jaime, 26 de enero de 2006 10:40:08 CET

En directo


PRESENTADOR: Y ahora conectamos con Arturo Sigüenza, que nos dará la última hora del caso Matías, desde el departamento científico de la comisaría de policía de Balmes, en Barcelona. ¿Alguna novedad, Arturo?
REPORTERO: Buenas noches, Juan Luis. Está a punto de comparecer el jefe del departamento científico. Todo apunta a que tiene información acerca de la palanca hallada en el coche de Mateo Lucas y que podría ser el arma homicida. Ahora mismo se abre la puerta, Juan Luis, de la sala de prensa donde nos encontramos convocados los medios de comunicación y, sí, es Alfonso Martínez, jefe del departamento científico de los mossos de esquadra, que se dispone a comenzar su declaración. Si te parece, Juan Luis, le escuchamos.
PRESENTADOR: En directo para todos ustedes, el jefe del departamento científico de los mossos de esquadra con las últimas novedades respecto a la investigación del caso Mateo.
ALFONSO MARTÍNEZ: Buenas noches a todos, gracias por haber venido. Como ustedes ya sabrán, hemos estado analizando la sangre y los tres cabellos encontrados en la palanca que a su vez se hallaba en el vehículo particular de Mateo Lucas, principal sospechoso en este caso. Estamos en condiciones de avanzarles que la sangre y los cabellos hallados en el mencionado instrumento son compatibles con los de la víctima. También les podemos decir con una seguridad razonable que la herida en el cráneo es asimismo compatible con el mencionado instrumento metálico y contundente.
REPORTERO: Noticia bomba, Juan Luis, noticia bomba: la sangre, el cabello y la herida son compatibles. Mucho va a tener que explicar Mateo Lucas para salir de esta. Las excusas se le acaban: había móvil, había oportunidad y ahora también hay pruebas.
PRESENTADOR: Muchas gracias Arturo. Efectivamente, ustedes lo han visto y lo han oído. El cerco se estrecha sobre Mateo Lucas, principal sospechoso del asesinato de Eva María Sigüenza, una prima suya a la que debía más de veinte mil euros. Me informan mis compañeros de que tenemos en la otra línea del teléfono al abogado de Mateo Lucas.
ABOGADO: Buenas noches Juan Luis, gracias por dejarme intervenir, porque esto, como decimos los abogados, es de consolatione philosophae.
PRESENTADOR: Explíquese, porque los legos no entendemos estos detalles técnicos.
ABOGADO: No sé qué quiere decir con eso de legos, pero para que los no versados en los entresijos de la ley nos puedan seguir --eso sí, nolens volens--, le aclararé que se trata de una prueba non mutandis. Es decir, déjeme que le explique, mi cliente pudo haber golpeado a su prima, que no digo yo ni que lo haya hecho ni que no lo haya hecho, pero en todo caso y de haberse producido este incidente, se trataba de un claro animus iocandi. Vamos, que estaba de cachondeo, era una broma.
PRESENTADOR: Una broma. El abogado alega broma.
ABOGADO: El término jurídico es buen humor mental transitorio o, si lo prefiere, modus vivendi.
PRESENTADOR: Me informan de que también ha llamado la madre de la víctima. Señora Victoria, buenas noches.
MADRE: Esto es una vergüenza, una vergüenza. Ese hombre tiene que ir a la cárcel. Mató a mi hija y lo había planeado de primeras. Era un boicot contra ella, una inspiración, un contaberna, un refrigerio.
ABOGADO: Señora, si me permite, el término que usted busca es alea jacta est.
MADRE: Con usted no me hablo, qué poca vergüenza. Defender a un hombre, que ni es hombre ni es nada, que ha matado a su prima, que lo ha dicho la policía, con esa barra llena de sangre, toda sucia, ni limpiarla podía. Y pensar que un día le invitamos a comer a casa, aunque al final no pudo venir porque tenía dentista.
ABOGADO: Quosque tandem abutere, Catilina, patientia nostra.
VICTORIA: A mí no me echan atrás su inlocuencia y sus terminios legales. Esto es una vergüenza, yo sólo pido de justicia.
PRESENTADOR: Interesante debate el que estamos escuchando. Podríamos pasarnos aquí horas y horas sin llegar a ninguna conclusión acerca del asesino de su cliente, que está clarísimo que es culpable, pero eso es trabajo de la justicia y además no tenemos tiempo. Pasamos a otros temas de actualidad. Tenemos imágenes de un condón rompiéndose en plena faena.
ABOGADO: Se dice in situ.


 
Menéame Envía esta historia a del.icio.us
enlace directo