martes, 24. enero 2006
Jaime, 24 de enero de 2006 8:59:12 CET

Menos noventa y dos


La persona más joven de la que se tiene noticia es una barcelonesa que nacerá el 7 de julio de 2098. "La verdad es que no siento nada especial --explica--; es pura casualidad, podría haber sido cualquier otra persona".
Esta joven aún no tiene nombre, pero le gustaría que la llamaran Eva María Aquitania Guzmán de Estefanía. "Es un nombre poco habitual y que tiene un sonido recio y noble. Ah, y también me gustaría que mis padres, que tampoco han nacido aún, me bautizaran en una iglesia, que los bautizos son una experiencia por la que merece la pena pasar. Al menos, eso me han dicho".
También tiene claro a qué le gustaría dedicarse: "Quiero ser estrella del rock. Revolucionarlo todo. Comerme el mundo. Llevar el pelo largo. Destrozar habitaciones de hotel. Crear un nuevo estilo. En fin, qué le voy a contar, los clásicos sueños de juventud, ja ja, seguro que acabo en una oficina sin ventanas, poniendo números en una hoja de excel y soñando con quemar el edificio y matar a todos esos hijos de puta".
Al no disfrutar aún de orejas, Eva María Aquitania no ha tenido la oportunidad de escuchar nada de música, pero asegura que le fascina David Bowie. "Me encantaría ser como él. Todavía no tengo ojos, pero ojalá sean cada uno de un color".
Justamente lo del cuerpo le aterra. "Es más complicado de lo que parece, eso de tener un cuerpo. A la que uno se despista nace sorda, o ciega, o sin piernas, o con algún retraso mental, o simplemente fea. Hay que tener cuidado".
De todas formas, Eva María Aquitania es optimista. "Es lo que dicen: nunca pasa nada. Hasta que pasa, claro. Pero, en fin, simplemente tengo que hacerlo todo tranquila, correctamente y sin prisas. Tendré nueve meses, creo que es tiempo de sobra. El truco está en no confiarse ni dejarlo todo para el último momento".


 
Menéame Envía esta historia a del.icio.us
enlace directo