miércoles, 16. marzo 2005
Jaime, 16 de marzo de 2005 12:49:39 CET

Cerdos


Veo una pegatina de estas con animales en el culo de una furgoneta. Para mí es nueva: un cerdo. En el cerdo, unas letras: "Sóc balear. Sa nit balear". Obviamente, esto me hizo temer una nueva plaga de pegatinas, a sumar a toros, gatos y burros. Pero, por lo visto en Google, esta pegatina illenca sería más bien algo puntual y no una epidemia.
De todas formas, resulta que sí que se están intentando extender pegatinas con forma de cerdo. Pero en Vic y no en las islas. Como homenaje a la fuente de ingresos por excelencia de la zona. Incluso parece que el ayuntamiento tiene proyectado levantar un monumento dedicado al bicho en cuestión. Al cerdo anónimo, supongo.
Más de pegatinas que desconocía: en Valencia se estila el murciélago y en Lleida lo que se lleva es el caracol.
Me parece estupendo que la gente se ponga pegatinas de bichos en el coche. Cada uno se puede pegar lo que le dé la gana donde le apetezca. Faltaría. Y, en todo caso, mejor un murciélago que el Elvis bailarín y la pegatina de Scorpia. Pero me da que la cosa está decayendo. Sí, de acuerdo, no falta quien asegura que el burro es un animal hermosísimo o quien afirma con lagrimillas en los ojos que del cerdo le gustan hasta los andares, en versión castiza de Lord Emsworth. Pero de todas formas, del toro al gato, del gato al burro, y del burro al cerdo hemos ido perdiendo. Nadie ha pensado en leones, tigres o elefantes, precisamente. O en dragones, hipogrifos o unicornios, ya puestos. A este paso, lo próximo ya será una rata o una mosca.
Aunque, bien mirado, la rata podría ser la mascota perfecta de patriotismos y nacionalismos en general. Una pegatina para todos. Total, vienen a ser lo mismo.


 
Menéame Envía esta historia a del.icio.us
enlace directo