jueves, 24. febrero 2005
Jaime, 24 de febrero de 2005 10:23:34 CET

El fútbol es así


Anoche vi seis o siete minutos del partido del Barça contra el Chelsea. Me levanté del sillón justo después de que un tal Belleti marcara un gol en propia puerta. ¿Es que antes de salir a jugar no les dicen cuál es su portería?
El caso es que hasta ayer había algo que no tenía claro: si a todo el mundo le gusta el fútbol menos a unos pocos entre los que me cuento, igual es cosa mía y soy yo el que no entiende un deporte inteligente y atractivo. Ahora ya no dudo. Ni siquiera se trata de una cuestión de gustos: el fútbol es aburrido. Igual que el césped es verde y el cielo azul. Y a uno sólo le puede gustar por culpa de alguna malformación genética, quiero pensar que leve.
Eso sí, hablo del fútbol como espectáculo. Jugar está bien. De delantero, claro.
Imagino que ahora alguno aducirá que se trataba de un partido duro y defensivo, o que pillé los únicos seis minutos aburridos, que también es mala suerte. Pues no. Con lo que cobran los futbolistas y con lo que cuesta una entrada, lo mínimo es no aburrir. Ni seis minutos. Si es necesario, que canten, que cuenten chistes o incluso que corran.
Me alegro de que al menos durante esos seis minutos no se oyeran gritos racistas. Aunque diez seguidores del Chelsea acabaron en el cuartelillo por robar y liarse a tortas. Por desgracia, no entre ellos. Es curioso que, salvo contadísimas excepciones, estas cosas sólo pasen en el fútbol.


 
Menéame Envía esta historia a del.icio.us
enlace directo