jueves, 31. agosto 2006
Jaime, 31 de agosto de 2006 9:09:17 CEST

Discriminación


Una asociación de otorrinolaringólogos ha denunciado la discriminación a la que se ven sometidos a la hora de realizar operaciones a corazón abierto. "¡Los directores de hospital siempre escogen a cardiólogos! ¡Esto es indignante! --ha afirmado el doctor Avellaneda--. ¿Acaso no somos médicos? ¿Acaso no somos iguales ante la ley? ¿Acaso no tenemos derecho a cortar la arteria esta, cómo se llama, la aorta, o eso es una vena, bueno, es igual, y sacar el corazón y tenerlo en la mano haciendo thud-thud, así, latiendo como en Indiana Jones, y luego poner otro de un cerdo o de un señor que murió en un accidente de tráfico porque a él eso de ir a menos de 160 le parecía una mariconada?"
Este médico ha anunciado una huelga de ornitorrin... esto... otorrinos para la semana que viene y amenaza con llevar el asunto ante los tribunales. "Es una vergüenza. Si dejan operar a mujeres e incluso a los católicos, ¿por qué no a los otorrinos?"

Actualización: Acabamos de saber que la organización mencionada en el artículo no existe y que Avellaneda ni siquiera es médico. Este sádico estafador se encuentra huido de la justicia, tras haberle extirpado a una señora las amígdalas de forma ilegal y además equivocada: en lugar de cortar las amígdalas de la garganta, se llevó la del cerebro.

Otra actualización: Avellaneda se ha puesto en contacto con la redacción de Der Verfall des Geistes y ha expresado su contrariedad por la "discriminación a la que nos vemos sometidos los no médicos respecto a los médicos. Si yo no pude estudiar medicina es porque nací tonto. ¡No me pueden discriminar por motivos de nacimiento!"

Una más: Avellaneda ha sido arrestado tras esconderse en una comisaría. Fue asediado durante dos horas, manteniendo a varios policías como rehenes. Cuando estos agentes se dieron cuenta de que iban armados, se suicidaron, dejando al falso médico sin ninguna defensa. Después de su detención, Avellaneda ha asegurado que luchará por los derechos de los presos a salir en libertad, "como cualquier otra persona". Asegura que no es justo que un reo se vea encarcelado "sólo por su condición de preso. Exigimos igualdad de trato a todos los ciudadanos, ya sean presos, bajitos o personas de las que se hacen llamar 'normales'".

Y otra: Se confirma que Avellaneda sí que es médico. "Oh, eso lo explica todo", ha afirmado su abogado. El director del hospital en el que trabajaba ha pedido respeto por el colectivo médico: "No se puede juzgar a miles de profesionales por la actitud de uno de sus, bueno, de dos, de unos cuantos... Sí, puede que a veces a todos se nos vaya la pinza... Incluso a la vez, pero eso no es excusa para... A la vez y la mayor parte del tiempo, pero... Sí, que es excusa, sí... Es razón suficiente para asesinarnos a todos, pero... Oh, es igual, me voy a casa".


 
Menéame Envía esta historia a del.icio.us
enlace directo