miércoles, 1. marzo 2006
Jaime, 1 de marzo de 2006 10:04:17 CET

Es como un niño


El conocido empresario Javier Ruidolfo no acabó de entender a su doctor cuando le dijo que tenía que sacar al niño que llevaba dentro.
Se compró una Play Station, se puso una gorra de béisbol del revés, comenzó a llevar calzado deportivo y frecuentó los parques de atracciones. Pero seguía encontrándose mal.
En su siguiente visita, el médico fue más explícito:
--Cuando le dije que hay que sacar al niño que lleva dentro me refería a que tenemos que extirparlo. Operaremos mañana.
El cirujano le extrajo a Ruidolfo un niño de cuatro años que tenía alojado entre el bazo y el hígado.
El tema de la custodia está en manos de jueces y abogados. El médico insiste en que el niño es hijo de Ruidolfo, mientras que el empresario alega su condición de varón andropáusico: dada su imposibilidad para quedarse embarazado, el niño no puede ser otra cosa que un tumor y ha de quedar bajo el cuidado del médico.
De momento y hasta que se llegue a una solución definitiva, se ha optado por un compromiso: el niño vive con los Ruidolfo, pero metido en un frasco de formol.
Lo que está claro es que tras esta operación, Ruidolfo ya se encuentra bien, para desgracia de sus (otros) hijos, que confiaban en heredar.


 
Menéame Envía esta historia a del.icio.us
enlace directo (4 comments)  ... comenta