lunes, 12. junio 2006
Jaime, 12 de junio de 2006 11:34:00 CEST

Retirada


El tenista Ramón Nalda ha anunciado su retirada, a pesar de no haber cumplido aún los veinticinco años. "Me he dado cuenta de que esto es una pérdida de tiempo --ha explicado--. Me gustaría hacer algo útil. Estoy pensando en montar un bar. O quedarme en casa jugando con la Play. Total, como estoy forrado".
Según Nalda, el tenis es absurdo: "Y quien dice el tenis, dice el fútbol o el atletismo. Esto de darle golpes a una pelota y correr de un lado a otro es de tontos. Acabo sudado y cansado, y al día siguiente tengo agujetas, por mucho que me dope, y resaca, por culpa del dopaje".
Su representante ha montado en cólera: "Nalda ha ganado el Roldán Lagos y ya era uno de los grandes. Debería continuar. Todos hemos tenido ganas de dejarlo. Yo mismo siempre he querido ser cantante de jazz, a pesar de que ni soy mujer ni soy negra. Pero sé superar esas ideas absurdas acerca de lo que se supone que me gusta y me levanto cada día a las siete para morirme de asco hasta la hora de cenar. Dejar el tenis para montar un bar me parece una estupidez. Que piense en las cosas importantes, como el dinero, y se deje de tonterías. Un bar de tapas, además, parece mentira, como si hubiera pocos".
Se sospecha de la influencia de la actual novia de Nalda, Judit Cañas. La antigua pareja de Judit fue Javier Dueso, el actor ganador del Goya en 2003 que dejó la interpretación para hacerse bombero. Además, Dueso está casado con Natalia Ribes. Ribes es autora de dos novelas de esas que recibieron buenas críticas y no se vendieron nada, pero actualmente estudia medicina.
Además, la ¿ex? escritora declaró hace dos años en una entrevista que "escribir es una pérdida de tiempo. Si ya lo escribieron todo Shakespeare y Flann O'Brien, para qué molestarse. En cambio, la oftalmología es otra cosa. Imagine: conseguir que los ciegos vean. Eso es importante de verdad".


 
Menéame Envía esta historia a del.icio.us
enlace directo