jueves, 23. junio 2005
Jaime, 23 de junio de 2005 9:34:42 CEST

Los hermanos Adenauer viajan en el tiempo


--Mi hermano y yo hemos viajado en el tiempo --prosigue el doctor Hans Adenauer.
--¿Y eso cómo fue?
--Pues muy sencillo: tomamos un caza y pilotamos (bueno, el que pilotó fue mi hermano, evidentemente) en el sentido contrario a la rotación, tal y como la entiende Jakob; es decir, en sentido contrario al giro del disco. La clave está en avanzar más rápido de lo que gira la Tierra y sacarle así el tiempo que se quiera o se pueda.
--¿Lo consiguieron? ¿A qué época viajaron?
--Sólo conseguimos viajar al ayer, ya que el caza no era lo suficientemente rápido como para robarle más que unas horas a cada día. Más adelante, cuando se nos permita usar un cohete de la Nasa o cuando se pueda viajar a velocidades próximas a la de la luz, será posible viajar años o siglos. Aunque a mí al menos me sirvió para hacer unas gestiones que tenía pendientes. Viene bien disponer de un día de más.
--¿El mismo método serviría para viajar hacia el futuro?
--Por supuesto. Sólo habría que volar en la misma dirección de la rotación.
--¿Cómo es que nadie se había dado cuenta antes?
--La verdad es que es tan evidente que resulta casi sospechoso que nadie lo hubiera puesto ya en práctica. Puede que a las multinacionales no les interese. Aunque más bien imagino que simplemente nadie había caído en la cuenta, sobre todo porque los viajes que se suelen hacer son relativamente cortos y de ida y vuelta. Es decir, lo que se gana yendo a Canadá o lo que se pierde volando a la China se recupera al volver a Europa. Resulta además complicado darse cuenta de que todo este trajín de adelantar y retrasar relojes no es sólo una cuestión de husos horarios.


 
Menéame Envía esta historia a del.icio.us
enlace directo