lunes, 25. agosto 2003
Jaime, 25 de agosto de 2003 8:54:49 CEST

Un nuevo Vietnam


No sería bueno que Iraq fuera un nuevo Vietnam. Lo digo porque muchos temen "que el Ejército norteamericano se empantane en Iraq durante años sin lograr sus objetivos". Situación que, encima, a más de uno le resultaría simpática, aunque sólo fuera por ver Estados Unidos o, mejor dicho, a George W. Bush, con el agua al cuello.
Pero a mí me parece que una vez no se ha podido evitar la guerra, lo mejor es que América pueda ayudar a instaurar una democracia. Más que nada, para que Iraq sea finalmente un sitio en el que poder vivir. Y, por cierto, lo mismo vale para la ya olvidada Afganistán.
De acuerdo, el medio usado para llegar a esta futura y sólo posible democracia ha sido repugnante. Y más si pensamos que las tropas estadounidenses y británicas seguirán años en la zona, asegurando su control y, en el peor de los casos, preparando nuevas guerras de estas que en teoría garantizan la seguridad de los americanos.
Pero, al menos, ya no se puede recurrir a soluciones al estilo Pinochet. Si Bush y Blair (y Aznar) quieren salvar la cara y mejorar en los sondeos necesitan que se celebren elecciones libres en Iraq. Es triste y casi ridículo que se instaure una democracia por miedo al qué dirán las encuestas, pero mejor eso que otra dictadura, aunque fuera una dictadura aliada y a la que, por tanto, no se acusaría de tener armas de destrucción masiva, independientemente del al fin y al cabo intrascendente hecho de que las tenga o no.
Hay otro problema, o mejor dicho, otra duda que yo no tengo claro cómo resolver. Supongamos que la resistencia a las tropas de ocupación es claramente representativa de los deseos de los iraquíes. Y que es cierto aquello que se ha apuntado durante las últimas semanas respecto a las pocas ganas de democracia que tienen los líderes de los principales grupos sociales. En definitiva, supongamos que es verdad que los ciudadanos de ese país no quieren la democracia. Sí, yo también lo dudo y me parece sólo charlatanería propia de pájaros de mal agüero, pero en tal caso y aunque sólo sea un supuesto, ¿es legítimo imponer una democracia? ¿No sería, justamente, poco democrático?
Insisto: no tengo ni idea acerca de cómo resolver esta duda, e incluso no sé hasta qué punto es realmente importante. Pero el caso es que las cosas, por desgracia, siguen pintando mal en Iraq. Y lo que queda.


 
Menéame Envía esta historia a del.icio.us
enlace directo (2 comments)  ... comenta