viernes, 23. mayo 2003
Jaime, 23 de mayo de 2003 23:33:15 CEST

Márchese, señor Mendiluce


Vergonzosa escena la que protagonizaron algunos representantes del mundo cultural, exigiendo a José María Mendiluce que retirara su candidatura a la alcaldía de Madrid.
Se ve que a los artistas les molesta que los votos que vayan a Los Verdes no vayan al PSOE o a IU, partidos que digo yo que deberían decir algo al respecto. Vaya favorcito les han hecho.
Una cosa que me ha llamado la atención de esta reprimenda es que el director de cine Mariano Barroso asegurara que hablaba en nombre de todos los artistas presentes, al parecer sin consulta previa y casi con un prietas las filas.
Por suerte, más de uno se desmarcó de ese "en nombre de todos". Cosa normal, ya que a mí mismo me ha fastidiado siempre que me quisieran meter en sacos de ese tipo, cuando alguno ha soltado ese irritante "creo que hablo en nombre de los presentes si digo que". Lo primero que hago en esos casos, por puro instinto, es decir que ni hablar, que no en mi nombre, sólo por esas ganas de llevar la contraria que tenemos casi todos. Esto también tiene su lado negativo, claro, porque uno acaba defendiendo ideas extrañísimas, pero, en fin, qué le vamos a hacer.
Así las cosas, es normal que alguno se pregunte dónde está la democracia. También habría que preguntarse dónde está la libertad de expresión: Sabina le dijo a Mendiluce que subiera al estrado sólo si era para anunciar su retirada. Tiene usted permiso para decir lo que queremos oír, gracias.
Aunque, la verdad es que tampoco me sorprenden estos artistas. Han hecho muchas cosas bien últimamente, pero era previsible que la acabaran fastidiando. Una cosa es protestar en contra de la guerra y otra bien distinta pedir el voto para unos determinados partidos. Normal que un resbalón les llevara directamente a decirle a un candidato si debía presentarse o no.
Además, seamos sinceros, Joaquín Sabina, Lucía Etxebarría o Miguel Ríos, por ejemplo, ¿qué tienen que ver con la cultura? Ya sé que había más gente en el grupo, pero, vaya, en todo caso, que nadie me diga que Sabina es poeta, Etxebarría novelista y Ríos músico, porque no me lo acabo de creer.
Ah, esto me recuerda que Sabina le ha dedicado un poema a Trinidad Jiménez y compañía, que me trae a la memoria aquellas poesías que nos obligaban a escribir en EGB para el día de la madre: "Si estás contra la tristeza y, además de la cabeza, te juegas el corazón, vota por Rosa León". Toma ya. ¿Dónde está ese Nobel?


 
Menéame Envía esta historia a del.icio.us
enlace directo