miércoles, 30. abril 2003
Jaime, 30 de abril de 2003 10:27:44 CEST

¡Que vienen los rojos!


Recuerdo cómo antes de que el Partido Popular ganara las elecciones en 1996, el Psoe y sus seguidores les acusaban, primero, de no tener programa y, segundo, de ser la rancia derechona de siempre.
Ahora, unos años más tarde, y a pesar de que no creo que el partido socialista gane las elecciones, el discurso se ha invertido. Son los conservadores quienes acusan a la izquierda de no tener programa y, lo que me sorprende más, de representar al marxismo caduco del siglo pasado, de intentar reeditar ese Frente Popular republicano. A lo que no se puede añadir más que esas palabras que escribía Unamuno para burlarse de quienes se volvían locos de pánico cuando oían hablar de los comunistas: ¡el coco, que viene el coco!
En definitiva, quieren hacer creer a los electores que Zapatero y Llamazares suponen un peligro para el estado del Estado, que son una alianza de jacobinos y anarquistas, que romperán la unidad de España, que acabarán con la supuesta prosperidad económica del país y todos los horrores que uno pueda imaginar. Arrepentíos pecadores, el fin está cerca.
Lo gracioso es que es toda esta verborrea tremendista y embustera me recuerda la fina prosa de Antonio Morales, el ya famoso funcionario residente en Nueva York, que envió aquella carta en la que los sociatas (sic) eran comparados a Alí Babá y sus cuarenta ladrones. Votar por ellos, decía, supondría "frenar el avance y el progreso de España".
Igual el estilo del señor Morales es un poco diferente (no mucho) al de Federico Jiménez Losantos o al de Javier Arenas, pero la idea central es la misma: ¡Socorro, que vienen los rojos!


 
Menéame Envía esta historia a del.icio.us
enlace directo