jueves, 17. mayo 2012
Jaime, 17 de mayo de 2012 20:04:12 CEST

El consultorio sentimental de Jaime Rubio


Como mis lectores ya saben y mis lectoras han podido comprobar en más de una ocasión, soy un experto en todo lo que tiene que ver con el amor: desde la conquista hasta las profundas relaciones sentimentales, pasando por los escarceos, los revolcones y las noches de atletismo erótico.

Dada mi también proverbial generosidad, he decidido compartir mi conocimiento y poner mi experiencia al servicio de los lectores de La decadencia del ingenio, el cuarto blog con las palabras decadencia e ingenio en el título más visitado del mundo, según Nielsen.

Contesto a las preguntas que me han ido llegando de forma espontánea a lo largo de las últimas semanas, dada esta fama de conquistador que me atormenta, y abro además mi correo electrónico a futuras dudas que pueda humildemente resolver.

Apreciado Jaime. No sé si te acuerdas de mí. Nos conocimos en un concierto de Justin Bieber. (Fdo. Belieber)
¿Qué? ¿Cómo? Creo que te confundes...

No, eras tú, seguro. Comentaste que las canciones de Bieber están injustamente infravaloradas por los gafapastas, que... (Fdo. Belieber)
Bueno, bueno, al grano, no nos despistemos. ¿Cuál es tu pregunta?

¿Qué puedo hacer para conquistar a Justin Bieber? (Fdo. Belieber)
Estoy seguro de que posees muchos encantos que enamorarían a Justin Bieber. ¡Y a cualquiera! Si no recuerdo mal, en cuanto le ves de lejos gritas mucho, lloras, das saltitos, vuelves a llorar, te arañas los ojos y finalmente te arrancas los dientes con unos alicates. ¿Qué hombre no desearía llegar a casa después de un duro día de trabajo y que su esposa le recibiera con un ataque epiléptico? Mi consejo es que le envíes cartas escritas con tu propia sangre, que te cueles en su residencia y que te sorprenda en su cama, vestida con uno de sus pijamas. Eso, amiga Belieber, le DERRETIRÁ y le llevará a hincar la rodilla izquierda en el suelo, sacar el anillo de compromiso que llevamos todos los hombres en el bolsillo -por si acaso- y pedirte que te cases con él.

Querido Jaime, soy muy fan de tu línea de calcetines para hacer el amor. Aparte de eso, ¿qué tres cosas usarías para conquistar a una mujer? (Fdo. Un Alma Sensible)
Obviamente, depende de la mujer, pero el cloroformo, una cuerda y una mordaza no me han fallado nunca.

Hola Jaime, me he leído todos tus libros. Mi favorito es "Horticultura práctica, volumen 2". Con la prima en 500 puntos, ¿qué deberíamos hacer los pequeños ahorradores? (Fdo. Ofiuco)
Lo importante es mantener la calma. La situación es mala, pero... Un momento, esto es un consultorio sentimental.

Ya, sí, pero es que me gusta la cajera de mi banco y necesito un tema de conversación. Por otro lado, ¿debería comprar acciones de Telefónica o espero por si el mercado cae más? (Fdo. Ofiuco)
-Si el Íbex pierde la barrera de los 6.150 punt... ¡Pero que no, que aquí sólo se habla de amor!

Ah, perdona, me he liado. ¿Debería cambiarme de seguro del coche? He encontrado una buena oferta, pero no sé si me mantienen los descuentos por no haber presentado partes. (Fdo. Ofiuco).
-¡Que pares ya! ¡Yo no sé de esas cosas que dices, hombre! ¡Yo nací para dar placer! ¿Qué dices de un seguro? ¡Basta ya, por favor!

Jaja, qué tonto el Ofiuco. Entonces, ¿cómo ves el mercado inmobiliario? ¿Cuánto podría tardar en recuperarse, si es que se recupera algún día? (Fdo. Amiga Silenciosa).
-Eres Ofiuco, ¿verdad?

Sí... (Fdo. Ofiuco)
¿Vas a parar con la tontería?

Es que no sé cómo han funcionado las medidas para recuperar la economía irlandesa. (Fdo. Ofiuco)
Yo tampoco. Pregúntale a otra persona.

Vale. Perdona. (Fdo. Ofiuco)
Venga, hasta otra.

¿Cómo puedo saber si le gusto? (Fdo. La duda me corroe)
En caso de que quieras invertir en bolsa, recuerda que estás asumiendo riesgos muy importantes. Los precios son atractivos, pero no podemos descartar nuevas caídas.

No, no, pero quiero decir a una chica. (Fdo. La duda me corroe)
Disculpa, es que Ofiuco me ha despistado antes con tanta pregunta de economía. La respuesta es: "Depende del dividendo". Aunque, volviendo a lo que decía antes, ahora mismo no invertiría en ningún valor.

Te has ido otra vez de tema. En serio, necesito saber SI ME AMA. (Fdo. La duda me corroe)
Pues no sé, ni idea. Invítala a bailar o lo que hagáis los jóvenes ahora.

¿Cómo? ¿A bailar? (Fdo. La duda me corroe)
Yo qué sé, no sé ni cómo ha empezado todo esto ni por qué me preguntáis estas cosas a mí. Dejadme en paz, por favor, DEJADME EN PAZ. En serio, ¿qué os he hecho yo? ¿Eh? ¿Qué os he hecho para que me atormentéis de esta manera? ¡DEJADME VIVIR! ¡DESTRUCTORES! ¡ASESINOS DE LADY DI! ¡BASTA YA DEL ACOSO DE LA PRENSA!

Pero si has empezado tú con lo del consultorio... (Fdo. La duda me corroe)
¿Sí? Pues mira, ahora también lo acabo.

Joder, ¿qué le ha dado a este ahora? (Fdo. La duda me corroe)
No le hagas caso, seguro que está con la regla. (Fdo. Ofiuco)
Al menos a mí me ha contestado. (Fdo. Belieber)
Pues yo me he quedado con las ganas de saber qué piensa de lo del corralito. (Fdo. Ofiuco)


 
Menéame Envía esta historia a del.icio.us
enlace directo