jueves, 28. abril 2005
Jaime, 28 de abril de 2005 12:35:49 CEST

Lo único que quiero es defenderme


Vengo de hacer el cortadito de la mañana con los compañeros de trabajo y me he sentido muy amenazado en el bar porque un señor me miraba como así, y me daba cosa porque digo este tío no me mola nada. Al pasar por su lado he agarrado bien la cartera (la mía) y he lamentado que Pasqual Maragall no se pareciera más a Jeb Bush, porque en tal caso podría haber sacado una pistola y haberle reventado la cabeza a ese señor. Y luego, una vez muerto, yo sería quien le miraría como así y le diría ¿ahora, qué? ¿Eh? ¿Ahora, qué? Listo, que eres un listo.
Y es que en Florida y gracias a Don Jeb los señores y las señoras tendrán derecho a defenderse a tiros por la calle, en caso de que necesiten defenderse a tiros. Cosa que está muy bien, ya que defenderse a tiros es más eficaz que defenderse a escupitajos, a no ser que uno escupa muy fuerte, que también puede darse el caso.
Será como en el San Andreas. Uno va por la calle con su pistola y a la que alguien le amenaza --un policía, por ejemplo-- le vuela la cabeza. Pongamos otro ejemplo: un señor... No, pongamos una señora, por eso de la paridad, que el del bar ya era un hombre. Pongamos una señora que está aparcando... No, esto suena machista, volvamos al señor. Un señor está aparcando y el muy inútil va tan despistado que amenaza con rayar tu coche, que está justo al lado. Pues nada. Sacas la pistola y tampoco le vas a matar, pero le pegas un tiro en la rueda para asegurarte de que frena en seco antes de tocarte el coche, que hay mucho listo suelto.
Y si vas a comprar, puede ser que el de la tienda te diga "no sé si tengo cambio", con lo cual te está amenazando con la posibilidad de no devolverte tu dinero, cosa que es claramente un robo. En este caso, un disparo entre ceja y ceja serviría a modo de advertencia.
Ah, pero ya me parece oír los lamentos de los progres. Que si parecerá el far west, que si las armas de fuego matan, que si tal, que si cual. Siempre con sus exageraciones. En Suiza y en Canadá hay proporcionalmente tantas armas como en Estados Unidos y no pasa nada. La cantidad de armas no guarda relación con la cantidad de delitos. Mientras marcas el número de la policía, te han matado y violado tres veces. Las pistolas no matan, matan las personas. Incluso hay estudios que demuestran que lo que mata es la humedad. Que hay que explicarlo todo.
Además, los inocentes no tienen nada que temer, dados los avances médicos y lo poco que tardan en llegar las ambulancias.
Por cierto, estas quejas de los políticamente correctos equivale a decir: "Si todo el mundo tiene licencia para disparar por las calles, acabaremos sumidos en un caos sangriento". Y esto es claramente una amenaza. Por tanto, ¿a qué esperan los ciudadanos honrados para reventar las cabezas de los izquierdistas bienpensantes en lo que no sería más que un acto de legítima defensa?


 
Menéame Envía esta historia a del.icio.us
enlace directo