Jaime, 28 de junio de 2006 9:11:45 CEST

¡ES-PA-ÑA! ¡ES-PA-ÑA! ¡ES-PA-ÑA!


EL CLÁSICO COMENTARISTA DE BLOGS POLÍTICOS: ¡España ha ganado el Mundial de fútbol! ¡Oéeee oéeeeeeee oé oéeeeee...!
JAIME: ¿Pero qué dices? Si la eliminaron ayer.
ECCDBP: JAJAJAJAJAJA, qué gracioso es este tipo, MUAAAJAJAJAJAJA... (Se seca una lagrimilla). Que nos eliminaron, dice... Esa habrá sido la versión que habrá dado el filoterrorista Polanco en su televisión sociata. ¿Y según los esbirros antiespañoles de zetapé, qué país nos eliminó?
J: Francia.
ECCDBP: MUAAAAJAJAJAJA, JUAAAAAAAJAJAJAJAJA, JAAAAAAAJAJAJAJAJA... (Sigue carcajeándose cada vez con más fuerza, golpeándose el muslo. Acaba tosiendo.) Ay, qué cachondo. Mira cómo estoy: llorando. Me duele la boca, de tanto reírme. Que nos han eliminado los charnegos, dice.
J: Querrás decir los gabachos.
ECCDBP: Eso. Siempre me confundo con los insultos nacionalistas. A ti lo que te pasa es que eres un acomplejado antiespañol que se deja convencer por la propaganda liberticida de la tele de Polanco. En los medios independientes y objetivos como Digital Freedom, hemos superado claramente a Francia (5-0, todos los goles de Raúl), a Brasil (5-0, todos los goles de Raúl), a Alemania (5-0, todos los goles de Raúl) y en la final a la pérfida Albión (5-1, todos los goles de Raúl, uno de ellos en propia puerta, para darle emoción a la cosa). Todo lo demás es propaganda electoralista izquierdoide que será debidamente investigada por Pedro Jota.
J: Si no te importa, preferiría no hablar de fútbol. Ya tengo bastante fuera de este blog como para encima...
ECCDBP: No hablo de fútbol, hablo de patriotismo, de sentir unos colores como si fueran tu propia sangre y de vibrar ante las gestas de los compatriotas que defienden nuestro país en tierras bárbaras.
J: ¿Vibrar al ver a once tíos en calzoncillos?
ECCDBP: A veces envidio a los catalanes, con esas ansias de tener selecciones propias.
J: No, si gilipollas hay en todas partes.
ECCDBP: Esas ganas de ondear una bandera como diciendo aquí estamos nosotros y todos los demás vais a morir.
J: Te resbala un hilillo de babilla.
ECCDBP: Pisotearemos vuestros cuerpos débiles y agonizantes, la sangre nos llegará a las rodillas, dejaremos preñadas a vuestras mujeres...
J: Pues es verdad, no estás hablando de fútbol.
ECCDBP: Caeréis unos detrás de otros: Ucrania, los franchutes, Brasil, Teutonia, la perfidísma Albión... Todos bajo la furiosa bota española.
J: Igual exageras un poco. Un poco, ¿eh?
ECCDBP: Lo que ocurre es que los españoles (porque todos nosotros somos españoles, mal que te pese) nos avergonzamos, bueno, os avergonzáis, de vuestro ejército deportivo. Nada que ver con la alegría de alemanes, holandeses, italianos, ingleses y argentinos, por ejemplo, que se pintan los rostros con los colores de su bandera y van borrachos a los campos de fútbol, dispuestos a pegarse unos divertidos y viriles puñetazos con quien tenga pinta de extranjero.
J: Si te vale lo que ocurre en un Madrid-Barça, por ejemplo.
ECCDBP: No, no me vale. Hay que apasionarse cuando juega la selección, y no cuando esos mercenarios de los clubs salen al campo a darse un paseo, sin jugarse su honor y el de sus compatriotas.
J: De todas formas, estás dejando algunos factores de lado.
ECCDBP: ¿Como cuáles?
J: Mira, por ejemplo Argentina está en el hemisferio sur. Por lo tanto, los argentinos andan bocabajo y la sangre se les cae a la cabeza, cosa que les tiene que afectar por fuerza.
ECCDBP: ¿Entonces igual los malos españoles se curarían si hicieran el pino?
J: Es posible. Pero no lo creo, porque es algo más complejo. Se trata de algo parecido a lo que ocurre con el jet lag.
ECCDBP: ¿Cómo?
J: Sí. Cuando cambias de huso horario, te ves afectado por el cambio de hora, ¿verdad?
ECCDBP: Sí... Bueno, yo no mucho, porque no soy un pusilánime como tú.
J: Pues cuando cambias de hemisferio, pasa lo mismo.
ECCDBP: ¿En serio?
J: Lo que yo te diga. Un amigo mío fue a Australia hace poco y estuvo dos días con dolor de cabeza hasta que se acostumbró a estar bocabajo.
ECCDBP: Y si un australiano viene aquí...
J: Le dan bajones de tensión hasta que se acostumbra a tener la sangre en los pies.
ECCDBP: Bueno, igual eso explica la pasión argentina. Y la de los países del sur. Pero ¿y los ingleses? Los ingleses están en el hemisferio norte, no caminan bocabajo y sienten los colores de su selección.
J: Pero conducen por la izquierda y estuvieron en guerra con los argentinos justamente durante el mundial de España 82 y por las islas Malvinas.
ECCDBP: Sí, todo cuadra. Muchos argentinos son descendientes de italianos, lo que explicaría la pasión azzurra. Pero ¿y los holandeses? ¿Y los coreanos? ¿Y los egipcios? ¿Y los de cualquier otro país que no sea España? ¿Dónde estás? ¿Ya me has vuelto a dejar hablando solo? ¡Mal patriota! ¡Español acomplejado! ¡Nacionalista catalufo! ¡Así va España, con lagartijas como tú! ¡Pues que lo sepas: el mundial se juega cada cuatro años porque los guiris están ACOJONADOS y no se atreven a enfrentarse a los ESPAÑOLES cada verano! Contra Francia, dice, ¿cómo vamos a perder contra los enemigos sempiternos de la nación?


 
Menéame Envía esta historia a del.icio.us