Jaime, 19 de abril de 2005 10:10:03 CEST

Contra la lectura


Se acerca el Día del Libro y no son pocos los inconscientes que aprovechan para recomendar la lectura, aunque sea de un libro de cocina. Ante tanta papanatada acerca de los mundos que se abren cuando uno abre un libro y el placer casi sexual de acariciar un viejo tomo de cuentos de Chejov, creo conveniente recordar los peligros que trae consigo eso de leer, por mucho que esté de moda.
Hay que comenzar por lo evidente: leer le deja a uno ciego para cualquier cosa que no sea el libro. Mucho se ha hablado acerca de la posibilidad de prohibir fumar mientras se conduce, pero es que conducir mientras se fuma sustancias ilegales, estando completamente borracho y hablando por el móvil es más seguro que hacerlo mientras se lee. Es que uno no debería ni cruzar la calle con un libro en las narices, al no poder asegurarse de que el semáforo está realmente en verde.
Por tanto y de entrada, leer puede matar.
La lectura afecta además al cambio climático. Por supuesto, de forma negativa. Y es que por cada libro que se edita hay que talar decenas de árboles que dejarán, evidentemente, de fabricar oxígeno. Leer en una pda no ayuda, ya que esto contribuye a incrementar el consumo de energía. Por supuesto, también aumenta este consumo el procesamiento que requiere el reciclaje de papel.
Leer contribuye asimismo a aumentar las desigualdades. Cuando alguien lee y otro no lo hace, crece la brecha entre cultos e incultos, dejando (en principio) en clara desventaja a estos últimos. Por otro lado, donde más se lee es en los países ricos, ya que en los pobres bastante tienen con sobrevivir al dictador de turno. Por tanto, habría que dejar de leer por solidaridad con el tercer mundo. De este modo les daríamos a los países pobres tiempo suficiente para alcanzar nuestro nivel cultural, en caso de que esto sea necesario y deseable, cosa aún muy discutida.
Los libros incluso aumentan el índice de criminalidad. Cabe recordar que son relativamente pocos quienes se atreven a robar una joyería o tirarle del bolso a una ancianita. Pero son más los que no dudan en meterse un libro bajo el abrigo y largarse sin pagar, aun en el caso de que la librera sea una viejecita y el autor un antiguo joyero como Juan Marsé.
Esto de robar libros causó estragos hará veinte o treinta años: casi todos los miembros de la generación que ahora tiene entre cuarenta y cincuenta relatan cómo robaron un libro en una librería de viejo parisina. En caso de que al menos la mitad sean sinceros, la mayoría de librerías de viejo de París habrá quebrado, sin que a nadie le importen los hijos hambrientos de los dueños.
Por otro lado, ¿qué hay de los lectores pasivos? Todos hemos tenido que soportar en alguna reunión de amigos al típico pesado que dice algo así como "precisamente leía el otro día que los delfines no son tan inteligentes como se dice" o "esto me recuerda a esa divertidísima novela de Wodehouse en la que". A ver. Cada uno puede hacer con su cerebro lo que quiera. Martillearlo, agujerearlo, estudiar para dentista o incluso llenarlo de letras. Pero los demás no tenemos la culpa, no tenemos por qué sufrir lo que uno piense acerca de La Metamorfosis o si el Quijote habla en realidad de lo duro que es ser un podólogo frustrado.
Sin duda, hay aún más motivos para no leer. Aunque con estos yo creo que bastaría para plantearse una posible prohibición. En todo caso, valgan a modo de advertencia a los incautos que se dejan manipular fácilmente por los medios de comunicación y podrían acabar comprando algún libro este sábado --aunque sea de cocina-- y, horror, leyéndolo. Sí, los escritores también tienen derecho a comer, no lo niego, pero que se busquen un trabajo digno que no perjudique a los demás. Que piensen que una de sus hijitas pequeñas e indefensas podría acabar leyendo uno de sus libros. Y, en consecuencia, muriendo en un terrible accidente de tráfico.


 
Menéame Envía esta historia a del.icio.us
comenta     

Voy hacer como que no lo he leído.


 
12/08/15 13:53, coceidor dijo:

Esos libros de cocina que se compran y luego su mayor función es que no hayan huecos en el mueble y se mantengan todos los demás libros de pie por lo que es usarlos poca cosa...


 
19/11/18 14:18, luissalvador dijo:

podólogos frustrados

Todos sabemos que el Quijote tenía un problema de pies planos difícil de reconocer que en realidad intentaba olvidar luchando contra gigantes con aspas, cuando lo que quería era ser podólogo para poder andar un poco mejor y no tener que ir a caballo a todas partes, y no voy a hacer más spoilers de la trama.

Siento haberos fastidiado el verdadero significado de este maravilloso libro.


  
on 19/04/05 12:50, malospensamientos dijo:

No es mala idea

Si se prohibiera, la gente lo consideraría atractivo y leería más. No es tan mala idea.

Acariciar las hojas de un libro libidinosamente... ¿quién no se pone un poquito? Confiesa, jaime.


 
19/04/05 13:00, Jaime dijo:

Me estoy quitando.


  
on 19/04/05 19:01, elias_g dijo:

Brutal

Al final me he registrado, porque con entradas así es imposible resistirse a comentar.

Lectores pasivos... me estoy descojonando.

Un saludazo.


 
20/04/05 8:50, Jaime dijo:

:)


  
on 20/04/05 13:25, aberron dijo:

Cuánta razón. No sé si habéis observado que ya hay gente que empieza a avergonzarse de este execrable hábito. Me refiero a esas personas que viajan en el tren y llevan el libro envuelto en papel de periódico, igual que esos borrachos de NY que aparecen en las películas, con su botella de ginebra camuflada en bolsas de papel...


 
22/04/05 18:41, nushu dijo:

je,je,je,juuuuuuaaaasssss...

como me he reido, nunca lo habia pensado. Dejare de leer "Los miserables" no sea que me afecte al cerebrillo...

Muy bueno el texto..je,je,je


 
28/01/15 12:56, rafam dijo:

yo suelo esconder el Quijote siempre con mi tablet para que la gente no piense mal de mí, que luego te miran mal y me siento incómodo


 
28/01/16 11:13, julioes dijo:

con ipad disimulando lectura

Yo en mi tablet procuro que la gente me vea jugando al candy crush para que vean que tengo nivel como los políticos del congreso, y nada de Calderón de la Barca o Lope de Vega a ver si van a pensar que menudo joyita estoy hecho...


  
on 23/04/05 14:30, 1234 dijo:

buuhh

ceguera?
yo leo y no me he quedado ciego aún.

atropellos en la calle?
la lectura no me ha matado aún..

contaminante?
hay bibliotecas para leer, no es necesario convertir la lectura en uun hábito consumista. La lectura debe ser de las aficiones menos contaminantes para el medio ambiente.

desigualdades?
leer no te hace culto.

Criminalidad?
ójala pudiera convertirse a todos los criminales en ladrones de libros.

Lecturas pasivas?
cambia de amigos


  
on 25/04/05 13:48, luis amezaga dijo:

Ha pasado el Día del Libro. Y el crimen se ha perpetrado. Las rosas tapan el ataúd de esta infamia.


 
25/04/05 15:41, Jaime dijo:

Una pena.

A ver si el año que viene se divorcian Carlos y Camilla y el día de marras pasa inadvertido.


  
on 25/04/05 21:51, sinforosa dijo:

...

¡Ya era hora de que alguien se alzara contra la lacra de la lectura!
Los libros, que lo sepan todos, endrogan, atontolinan y dan migrañas.

A la hoguera con ellos.

Más cavar zanjas y menos mariconadas de libritos.

Coño.


 
26/04/05 2:00, jean paul dijo:

Después del comentario de 1234 ya no sé quien escribe en serio y quien no. Bueno, sí, seguramente que solo 1234, cuyo nick además sugiere un registro rápido y desinteresado. Pero ya que estoy y como ya he preguntado alguna otra vez en otros, cual es al idea de este post? (Algo en particular o nada realmente?)


 
26/04/05 2:17, ellaorgi dijo:

Ella y su orgía

¿Y tú te preguntas quién comenta en serio y quién no? Pero si eres un provocador en toda regla.

Esto es puro surrealismo, pero cómo se disfruta...


  
on 26/04/05 3:05, richito de rosario dijo:

El saber no ocupa lugar

Es cierto, acá en el sur (argentina), hasta hacemos Ferias del Libro para celebrar ese día ( o semana más bien), donde todos se apiñan para comprar/hojear el best seller y después poder comentar "... ah!!!, que bien me hizo el capitulo 3 del libro de autoayuda; soy otro/a!!!..."


 
26/04/05 9:24, Jaime dijo:

Ante la confusión reinante, veo necesario hacer unas cuantas precisiones a mi texto y a algunos de los comentarios surgidos:

-Aunque Benedicto y Benito son el mismo nombre, es normal que al pobre Papa no se le llame Benito. Está mayor y tanta crueldad sería innecesaria.

-En ningún momento he dicho que Javier Sardà tenga cara de haber recibido muchas collejas cuando iba al colegio. Aunque ahora que lo mencionáis...

-San Jorge fue un soldado romano y no un lampista, como alguno ha asegurado.

-No es cierto que el gobierno planee una reforma de la ley del tipo único móvil en las cuentas inmobiliarias. Es justo lo contrario.

-Mi color favorito es el rojo.


 
5/09/19 12:31, leysor dijo:

Siento discrepar, San Jorge era un lampista que apagaba fuegos de dragones con tuberías de agua cuales lanza medieval, montado a lomos de una camión cuba.