Jaime, 3 de mayo de 2007 9:54:07 CEST

La a veces peligrosa biodiversidad


El deshielo en la Antártico ha hecho aparecer quince nuevas especies animales. Aunque esto ha alegrado a las asociaciones protectoras de animales, que siempre están a favor de que haya muchos animales que proteger, el doctor Jakob Adenauer considera que es más peligroso de lo que parece. "Entre las especies nuevas está el grumo, que es una pantera asesina con el tamaño de un elefante, los colmillos de un elefante, la piel de un elefante y la trompa de un elefante. Bueno, ahora que lo pienso, es un terrible elefante asesino. Un momento, voy a llamar a la Sociedad Europea de Zoología... He cometido un terrible error... Claro, si yo estudié física, no sé para qué me meto en estos embolaos... Bueno, ya llamaré luego, es igual. Lo que decía: el grumo es un animal asesino que se reproduce muy rápidamente y que seguramente invadirá África en unos dos meses y llegará a Europa en menos de medio año. Es probable que de aquí a 2009 todos los humanos hayamos sido devorados por este elefante asesino".
No sólo el grumo es peligroso: "Sí, sí, sólo el grumo es peligroso --corrige Adenauer--, pero eso no quiere decir que las restantes catorce especies sean agradables. El timur es feo. Feísimo. Es como un mono gris que tiene siempre la nariz húmeda. Y cuando come hace mucho ruido, así como tcham-tcham. Y babea. Es muy desagradable. Da asco hasta matarlo, porque salpica mucho".
Adenauer desmiente que la mayoría de los nuevos animales sean crustáceos: "Lo eran, pero los de la expedición queríamos comer paella marinera y era lo más parecido a langostinos y mejillones que teníamos a mano. Claro, paella para todo el barco, como para que durasen mucho esas especies. Ah, y no quiera saber lo que usamos en lugar de arroz". Como resulta que sí queremos, insistimos hasta que nos lo explica: "Usamos arroz. A mí es que no me gusta y, si puedo, hago la paella con garbanzos. Alimentan más".
La entrevista se ve interrumpida por un grumo, que derriba la pared del despacho de Adenauer sin llamar primero. "Cielos --exclama (Adenauer, no el grumo)-- cometí un error en mis cálculos". Adenauer logra agarrar unos papeles mientras el grumo le agarra a él con la trompa. "Arg --grita-- coma tres y no coma cero tres. Siempre se me han dado mal las matemáticas. Y usted, huya --añade dirigiéndose a este cronista (aquel cronista queda atrapado entre los escombros)-- sé cómo detener a un grumo".
En realidad no lo sabe. Y si lo sabe, no aplica sus conocimientos. Por suerte, el grumo es abatido a balazos por las autoridades competentes, que se presentan en menos que canta un alabuz (una nueva especie de la Antártida, que al parecer canta muy deprisa). Por suerte, los grumos no mastican y los bomberos logran sacar a Adenauer del estómago del animal antes de que sea digerido.
Un bombero fan de Saint-Exupéry asegura que no era un sombrero, sino un grumo que se había tragado un profesor universitario. Es arrojado desde lo alto de un puente.

Actualización: Los cálculos de Adenauer eran correctos. Al parecer, no se trataba de un grumo, sino de uno de los tres últimos ejemplares del mosquito elefante desarrollado por Adenauer. Recordad: para diferenciar los elefantes, de los grumos, de los mosquitos elefante, sólo hay que buscar la etiqueta que está debajo de una de las pezuñas.


 
Menéame Envía esta historia a del.icio.us
comenta     
on 3/05/07 10:11, capitannombrete dijo:

¿arroz?

Es científicamente imposible que hayan utilizado arroz para la paella. El arroz no se conserva a tan bajas temperatura. Se muere de frio o se suicida. Por eso, la expedición de Jacobson del 38 utilizó, para elaborar la paella, las pelotillas extraidas minuciosamente de los dedos de los pieses de la tripulación, que son practicamente indestructibles. Tales pelotillas, al guisarse se inflan como el "arrototado" de los restaurantes chinos y producen un melodioso y armonioso sonido al ser masticado. Se cree que la destrucción de los polos se inició a causa de las vibraciones de la masticación durante la comida de despedida de aquella famosa expedición. Como regalo, Jacobson le llevó a su madre una muñeca andaluza legionaria.


  
on 3/05/07 15:40, palomares dijo:

La decadencia del ingenio, finalista

Parece que La decadencia del ingenio ha resultado finalista en los Premios 20minutos, así que habrá que darles la enhorabuena a los chimpancés mecanógrafos. Supongo que cada chimpancé votaba dariamente, así que no tiene mucho mérito, pero bueno, felicidades en cualquier caso.


 
3/05/07 15:47, Jaime dijo:

Efectivamente.

Pero los monos no sabían votar. Cuarenta y tres votos. En tres meses. Y tengo trece chimpancés en plantilla.

Lo que realmente estuvo bien fue lo de sobornar al jurado.

Hasta que se dieron cuenta de que no tengo esos tres millones de euros.

Entonces tuve que pasar a amenazarles.


 
4/05/07 10:59, palomares dijo:

Ahí hay un chimpancé que dice ¡ay!. Vamos, que uno de esos simios no ha votado. Yo fusilaría a todos para estar seguro de haber acabado con el culpable.


  
on 4/05/07 3:44, nudo dijo:

NUDO

Pues esto tendria mejor final, si en lugar de arroz, que llena la boca de granos, hubiesen usado grumos, que alimentados con arroz, cunplen identica función.


 
4/05/07 11:02, beauseant dijo:

terrible

terrible os lo digo yo eso de alterar las leyes de dios.. ya lo decía el cura de mi barrio que el darwinismo era un invento del diablo...


  
on 4/05/07 13:26, jlmarina dijo:

Hallan en Tarragona un grumo de hace la tira de años

Pues eso... Los grumos o los mosquitos elefante se van a vengar de los meteoritos en nombre de los dinosaurios sobre la raza humana.

www.madrimasd.org


 
6/05/07 13:57, raul rodriguez dijo:

DON´T BE PANIC

mientras estemos todos en este rincón de la red,no hay nada que temer.Todo el mundo sabe que los elefantes,por muy asesinos que sean, huyen de los ratones,por muy ergonómicos que sean.