jueves, 27. diciembre 2012
Jaime, 27 de diciembre de 2012 10:31:45 CET

OLA K ASE COLABORA EN GQ O K ASE


He comenzado a colaborar con la edición online de la revista GQ. Mi atractivo físico, mi elegancia, mi éxito con las mujeres y mi escaso contacto con la realidad no podían pasar desapercibidos. Al fin y al cabo, yo marco tendencia: cuando salgo a la calle la gente huye en dirección contraria, por ejemplo.

Creo que así fue como puse de moda eso de correr.

Total, que empecé con un artículo muy sesudo, explicando el origen de la expresión OLA K ASE:

"Últimamente me han echado de siete grupos de whatsapp, de dieciséis foros y de un par de cumbres políticas internacionales por comenzar mis discursos con tres palabras: OLA K ASE. Creo que no se ha comprendido bien el alcance de esta expresión, que no es sólo una broma que nació con la imagen de una llama."

Y he seguido con una serie de consejos para planchar bien una camisa:

"Vestir siempre impecable es una tarea complicada de la que pocos salimos airosos. Una de las condiciones indispensables es llevar las camisas planchadas a la perfección. Y no es fácil. De hecho, casi cada año hay intentos por poner de moda las camisas arrugadas, que yo me tomo si Amancio Ortega me abrazara muy fuerte y me susurrara al oído que todo va a salir bien. Pero nunca acaban de funcionar. ¿Por qué? Básicamente porque nada nos gusta más que ponernos una camisa bien planchada".

De momento, parece que iré escribiendo cada semana.

No sé, yo me divierto así y no hago daño a nadie, DEJADME EN PAZ, NO SOIS QUIÉN PARA JUZGARME.


 
Menéame Envía esta historia a del.icio.us
enlace directo (2 comments)  ... comenta