jueves, 3. diciembre 2009
Jaime, 3 de diciembre de 2009 7:33:21 CET

Emilio Botín: "La cosa está mu malita" o (De cómo salvé al mundo de la crisis mundial, y 4)


El mayor bingo del mundo está situado en una colina perdida y privada en el interior de Santander. Y es propiedad del archienemigo del agente Aznar: el conocido hombre de los talonarios de oro, Emilio, alias Botín. De hecho, en cuanto entramos en el local, el propio Botín baja las escaleras a recibirnos, sonriendo, con las gafas de sol puestas y con una rubia colgada de cada brazo. Se nos acerca y dice:
Un momento. Antes de que lo diga, quiero transmitir al lector parte de mi pasmo y de mi sorpresa cuando me di cuenta de que él (Emilio) es él (y no digo su nombre, para que cause más impacto cuando él diga:
—Pecadorrrl. Te et-taba ep-perando. ¡Eres un cobarde! ¿Esperas ganarme a mirl?
Aznar sonríe y asegura que ha venido "a salvar al mundo de la mayor crisis mundial desde la última crisis mundial". Botín se ajusta la corbata y dice que en su bingo "sólo gana la banca. ¡Fistro! Y si no me crees, vamos a jugar UNO CON-TRA UNO. ¡Cobarde!"

El resto, en Libro de notas. ¡Hasta luego, Lucas!

Por cierto, pecadores de la pradera, os recuerdo que podéis seguir comprando mi fistro de novela en ese peazo de Bubok.


 
Menéame Envía esta historia a del.icio.us
enlace directo (no comments)  ... comenta