viernes, 4. julio 2008
Jaime, 4 de julio de 2008 14:18:27 CEST

Sobra gente por todas partes


El profesor Jakob Adenauer ha llegado a la alarmante conclusión de que sobra gente. "Hay mucha, demasiada --explica en un artículo publicado en The nature of science--, más de la que hace falta para vivir". Según Adenauer, cada persona necesita un número muy limitado de congéneres para llevar una vida normal: "Algo de familia, para ser engendrado y pasar las navidades sin deprimirse; un puñado de amigos, para salir por ahí; un puñado de amigas, para volver de ahí; productores, transportistas y vendedores de comida, ropa y otros artículos; un elenco variado de actores para las películas, series y obras de teatro, cuatro o cinco jefes y compañeros de trabajo, cocineros, camareros y dos o tres taxistas; quizás también algún poeta y uno o dos pintores. De brocha gorda".
Así pues, no harían falta más de cuarenta o cincuenta mil personas, tirando muy alto, para llevar una vida urbanita, completa y moderna. La pregunta que se hace el profesor de Leipzig es: "¿Por qué consentimos entonces que haya seis mil millones de personas de más? ¡Yo no necesito a toda esa gente! ¡Es un absoluto despilfarro de espacio y energía! Hay que llevar a cabo YA un genocidio sostenible".
Según Adenauer habría que exterminar a esos miles de millones de personas innecesarias. El profesor también propone una ley que obligue a quien le sobreviva a suicidarse, ya que su existencia pasaría a ser absolutamente gratuita. "Estoy manteniendo a miles de millones de impresentables a los que ni siquiera conozco --concluye el doctor en Física--. Las autoridades deberían tomar cartas en el asunto, exterminar a esos parásitos y luego pegarse un tiro".
Adenauer añade que el inicio de la temporada de rebajas no ha tenido nada que ver con su declarada apuesta por lo que llama "desagradable y sangrienta, pero necesaria para mi bienestar, operación quirúrgica".


 
Menéame Envía esta historia a del.icio.us
enlace directo (10 comments)  ... comenta