jueves, 1. julio 2004
Jaime, 1 de julio de 2004 11:40:46 CEST

Ejército olímpico


Al parecer, ha causado cierta sorpresa el hecho de que el Ministerio de Defensa haya decidido patrocinar la selección española de baloncesto en los Juegos Olímpicos de Atenas.
No entiendo de qué se extraña nadie, teniendo en cuenta que los partidos de las selecciones nacionales no son más que batallas sublimadas, del mismo modo que los mundiales y los juegos olímpicos son guerras mundiales de juguete.
Creo que estaremos de acuerdo en que la Eurocopa ha hecho mucho por evitar una tercera guerra mundial, casi tanto como la propia Unión Europea: mientras los franceses y alemanes se dediquen a marcarse goles, no tendrán la tentación de arrojarse bombas.
Así las cosas, y teniendo en cuenta que el Ministerio de Defensa justamente ha de defender a los ciudadanos, es lógico que colabore en esta labor de pacificación. Mientras la selección española sea derrotada solamente en competiciones deportivas, los españoles estarán lo suficientemente entretenidos insultando a los árbitros extranjeros como para descolgar el trabuco del abuelo y dirigirse a la frontera. A cualquiera de ellas.
Asimismo, mientras en Cataluña haya quien pierda el tiempo reclamando -incluso consiguiendo- selecciones catalanas, no habrá muchos a los que les queden tiempo y energía para reclamar -incluso conseguir- la independencia.


 
Menéame Envía esta historia a del.icio.us
enlace directo (3 comments)  ... comenta